Acuicultura: Un motor de emprendimiento.

EL SUR DE CHILE, PRINCIPALMENTE LA REGIÓN DE LOS LAGOS, SE HA POSICIONADO COMO UN FUERTE POLO DE EMPRENDIMIENTO, LO CUAL HA SIDO MOTIVADO, EN GRAN MEDIDA, POR LA DINÁMICA INDUSTRIA ACUÍCOLA. SE CREE QUE MIENTRAS ESTE SECTOR MANTENGA DESAFÍOS, SEGUIRÁ HABIENDO ESPACIO PARA EL DESARROLLO DE NUEVAS IDEAS Y PROYECTOS.

La industria acuícola que opera en el sur de Chile tiene un sello emprendedor que viene con ella desde sus inicios. De hecho, el surgimiento de los cultivos estrella del país, como son los salmónidos y mejillones, nacieron como un emprendimiento propiamente tal, motivados por personajes que se atrevieron a incursionar en actividades incipientes donde estaba todo por descubrir.

Hoy, más de 40 años después, estas actividades siguen siendo un motor de nuevos desarrollos, los que ocurren día a día tanto en las mismas empresas productoras, como en proveedores de productos y servicios y toda la ciencia, academia e investigación que forman parte de este cluster.

Esto ha llevado a que la región de Los Lagos –cuna y principal centro de producción, administración y logística de la acuicultura– sea hoy reconocida como un importante polo de emprendimiento a nivel nacional. Se habla incluso de Puerto Varas, en particular, como una ciudad que atrae actividades de este tipo –incluso trascendiendo al rubro de cultivos marinos– atrayendo a numerosas empresas que han optado por emprender con vista al Lago Llanquihue y sus volcanes.

El director regional de Corfo Los Lagos, Rodrigo Carrasco, sostiene que la institución ha sido testigo y participe de la evolución que ha tenido esta zona del país en este ámbito. “El ecosistema de emprendimiento e innovación de Los Lagos es un grupo de personas muy potente, amplio y articulado para que se propicien mayores proyectos de este tipo”, dice.

El vicepresidente ejecutivo de Corfo, Pablo Terrazas, en una reciente visita a la zona, coincidió con Rodrigo Carrasco y afirmó que esta condición de la región de Los Lagos puede tener que ver también con la calidad de vida que aquí se ofrece, lo que, sin duda, atrae a que otras personas arriben y decidan, desde aquí, impulsar sus desarrollos.

“Los científicos buscan lugares donde desarrollar sus profesiones, pero también que sean sitios que les permitan mantener una buena calidad de vida. Este es un esfuerzo que se debe dar en conjunto entre el mundo público y privado, en el sentido de construir ciudades amigables con el entorno, medio ambiente y responsables socialmente. Eso genera un ecosistema que habilita que este tipo de emprendimientos se puedan dar en estas zonas del país”, expresó el ejecutivo en conversaciones con AQUA.

UNA INDUSTRIA SOFISTICADA
Una entidad que ha trabajado desde cerca con los emprendedores acuícolas nacionales es Endeavor Chile, que incluso está representada en la región de Los Lagos a través de Endeavor Patagonia. La gerente de esta última repartición, Anette Krohn, comenta que “para nosotros, la industria acuícola ha sido de mucha relevancia. Al día de hoy tenemos un grupo de 15 emprendedores Endeavor que son relevantes proveedores del sector, como Innovex, Bioled, Oxxean, Activaq, Biofiltro y Aquanativa, por mencionar unos pocos. Adicionalmente, trabajamos con un grupo de actores que esperamos en los próximos años sean seleccionados como emprendedores Endeavor, entre los que destacan Ersil, Orza, Plus Industrial, Keepex, Austral Pack, Kran y QHielo”.

Si de emprendedores sureños se trata, una empresa que ha destacado el último tiempo es Kura Biotech. La firma fue fundada en 2013 por el integrante de la red Endeavor, Manuel Rozas, y este año ha sobresalido por sus desarrollos en el ámbito del combate al Covid-19.

El vicepresidente ejecutivo de Corfo destaca que “siempre hay que ir mejorando. Los mercados están más exigentes y si quieres competir con otros, como Noruega, tienes que bajar costos de producción y para eso tienes que invertir en tecnología e investigación”.

Desde Puerto Varas, Manuel Rozas y Eduardo Wallach lideran Kura Biotech.

Debido a la importancia del rubro, Endeavor ha trabajado en dos programas de fortalecimiento de proveedores de la industria acuícola, uno de la mano de Corfo y otro independiente. El año pasado, además, la entidad participó, con un grupo de 16 empresas, en un industry tour de diez días a Noruega (durante la feria internacional Aqua Nor), viaje que contó con apoyo de SalmonChile e Innovation Norway.

De acuerdo con la ejecutiva, la acuicultura es una industria sofisticada y de riesgo. “Desde hace una década que como Endeavor hemos vivenciado una absorción de innovación y tecnología relevante por parte de los productores. Han sido diez años de dificultades financieras, floraciones de algas, crisis sanitarias y alzas y bajas en los precios, pero esos mismos cambios de condiciones han abierto la puerta a jugársela por la tecnología”, comenta. Explica que dentro de este contexto es que ha habido avances en términos de monitoreo y control, centros meteorológicos, inyección automática de oxígeno, tecnologías de fotoperiodo, soluciones innovadoras de biotecnología, nuevas fuentes de proteínas, novedosos formatos de producto final y economía circular, solo por mencionar algunas áreas. Anette Krohn también destaca la alta competitividad de muchos proveedores acuícolas, muchos de los cuales transcienden fronteras y están mostrando un fuerte potencial en términos de exportación de productos y servicios.

Para la representante de Endeavor, la presencia de industrias como la del salmón y mejillón, además del dinamismo que muestra la región de Los Lagos en términos de otras actividades, como agricultura, turismo y gastronomía, y a lo que se suma una buena calidad de vida, ciertamente, llevan a que la zona se posicione como un espacio rico para el emprendimiento y la innovación.

“Hace varios años que vemos una inmigración hacia nuestra región de personas talentosas con ganas de partir lo propio. Este año con la vida ´a distancia´ aumentó la cantidad de profesionales que vieron la oportunidad de probar el modelo de hacer negocios bajo esta nueva modalidad. De hecho, en el último año no menos de cuatro emprendedores Endeavor han cambiado su casa para el sur”, relata.

KURA BIOTECH: ESPÍRITU EMPRENDEDOR
Si de emprendedores sureños se trata, una empresa que ha destacado el último tiempo es Kura Biotech, la cual cuenta con oficinas en Puerto Varas. La firma fue fundada en 2013 por el integrante de la red Endeavor, Manuel Rozas, quien hoy es su director científico y quien lidera la empresa junto con el gerente general, Eduardo Wallach. La empresa se dedica al desarrollo y elaboración de reactivos enzimáticos para análisis de detección en laboratorios, alcanzando una posición sobresaliente dentro del ecosistema biotecnológico global.

Este año, la compañía, utilizando sus conocimientos en biotecnología, decidió ofrecer soluciones también en el contexto de la pandemia del Covid-19, reenfocando sus capacidades en investigación, desarrollo y producción para elaborar un Kit Rápido Tipo PCR de detección de Covid, llamado Avenire RESIST™. Este, con una muestra de saliva, permite detectar en tres horas a personas contagiadas, mediante el uso de la tecnología PCR isotermal, con una concordancia de 95% con un examen PCR. Asimismo, fue la primera empresa chilena en desarrollar un test PCR, lo que le permitió transformarse en el proveedor nacional de este producto para el Ministerio de Salud, al adjudicarse parcialmente una licitación de la entidad por estas pruebas.

Manuel Rozas agradece el apoyo que han tenido, en este proceso, desde Corfo. Asimismo, coincide con que la acuicultura ha sido en sí misma un gran emprendimiento en los últimos años para la economía nacional. “Esta es una industria que está constantemente desarrollándose, con desafíos que son evidentes, donde cualquier empresa que pueda ayudarla a ser más sustentable, tendrá buena acogida”, comenta.

El ejecutivo también destaca el potencial de la región de Lagos y comunas como Puerto Varas. “Las razones por las que se comienzan a generar focos de emprendimiento no siempre están muy claras, pero creo que poder asociar a industrias con alto grado de innovación, a universidades y una masa humana con la energía para tomar desafíos, son los ingredientes que pueden explicar este crecimiento”. Agrega que “estoy convencido de que Puerto Varas ya es un tremendo foco de emprendimiento nacional y puede transformarse en el gran foco. Nosotros, desde la innovación en biotecnología, desde el día uno estamos convencidos de que puede serlo. Y estamos empujando para que eso ocurra, invitando a otras empresas biotecnológicas a venir a la zona a colaborar con nosotros, apoyándolos y guiándolos en su llegada a la región”.

Respecto de Kura Biotech, el ejecutivo comenta que la compañía sigue proveyendo al mercado mundial de test de drogas, así como continúan enfocados en prestar sus servicios relacionados

con el diagnóstico de Covid-19 a diversos sectores industriales, entre ellos, por supuesto, el acuícola (la firma atiende al menos 30 empresas del sector). “Estamos súper contentos. Creemos que hemos podido tener una súper buena conversación con las empresas; estamos felices de que ellas hayan tomado la posta de proteger a su gente. Agradecidos también de los municipios locales, con quienes hemos hecho esfuerzos colaborativos”, expresa Manuel Rozas.

PATHOVET: EXPANDIENDO FRONTERAS
En el ámbito de la acuicultura, propiamente tal, una empresa que también se ha caracterizado por su ánimo emprendedor es Pathovet, laboratorio de diagnóstico nacido en 2012 –en Puerto Montt– de la mano del médico veterinario, Dr. Marco Rozas. Desde su instalación, esta entidad se quiso diferenciar. “Cuando partimos, estimábamos que los laboratorios de la industria tenían una alta capacidad para caracterizar y detectar patógenos, pero había un campo abierto y una oportunidad clara para desarrollar y validar indicadores predictivos y cuantitativos de la respuesta de los peces cuando están enfrentándose a ciertos patógenos, a ciertas vacunas, a dietas funcionales o diferentes estados fisiopatológicos, de manera de complementar el diagnóstico clásico. Es a eso, precisamente, a lo que nosotros nos dedicamos desde que nacimos, gracias a la inversión privada de dos socios, y a un proyecto Capital Semilla de Corfo, el cual fue gestionado por Austral Incuba de la Universidad Austral de Chile”, cuenta el profesional.

Hoy, esta compañía ofrece más de cinco servicios generados a partir de varios proyectos de innovación (todos apoyados por Corfo). Se trata de productos concretos, “todos únicos en su tipo”, destaca el ejecutivo.

Pero, ¿cómo ha sido la experiencia de emprender? Dejando claro que la historia se compone tanto de éxitos como de fracasos, Marco Rozas decidió, esta vez, concentrarse en los logros. De ese modo, expresa que el balance es positivo. “Ha sido una experiencia buena, dura y extenuante en algunas oportunidades, pero al final del día gratificante. Sentimos que estamos emprendiendo e innovando en una de las industrias más importantes del país y que, en esencia, es una de las primeras y más exitosas innovaciones en la región sur austral”.

Pathovet comenzó con tres personas y hoy ofrece empleo a más de 30. Asimismo, la firma, convencida de que su propuesta de valor es aplicable a otras industrias acuícolas en América y el resto del mundo, ya está trabajando en su internacionalización. De hecho, ya cuenta con instalaciones en Ribeirao Preto, Sao Paulo (Brasil), desde donde esperan atender a los cultivadores de tilapia. También planean abrir una filial en otro importante país acuícola latinoamericano.

ESPACIO PARA SEGUIR EMPRENDIENDO
La acuicultura que se realiza en el sur de Chile, con seguridad, seguirá siendo un importante motor e inspiración para muchos emprendedores. De acuerdo con el vicepresidente ejecutivo de Corfo, “siempre hay que ir mejorando. Los mercados están más

exigentes y si tú quieres competir con otros, como Noruega, tienes que bajar costos de producción y para eso tienes que invertir en tecnología e investigación. De hecho, el desafío es doble, porque hay que bajar costos y además ser amigable con el medio ambiente. Ahí se abre un espacio para innovar, emprender y ofrecer servicios cada día más sofisticados. Eso lo podemos traer de otros países o desarrollarlo aquí. La apuesta de Corfo es que sea aquí, así generamos más actividad económica, más empleo y ese conocimiento queda en el país”, expresa Pablo Terrazas.

Anette Krohn, en tanto, destaca que “desde la vereda de los emprendedores innovadores visualizamos que vienen oportunidades de desarrollo todavía más grandes a futuro. A medida que avance la industria, las empresas estarán sujetas a mayores exigencias medioambientales y de sustentabilidad por parte de la autoridad, pero también por parte de un consumidor cada vez más consciente”.

La representante de Endeavor precisa que el concepto de “valor compartido” y de impacto positivo en la comunidad ya venía tomando importancia, pero a partir de octubre de 2019 quedó en evidencia que la velocidad a la que se venía trabajando hasta entonces no era suficiente. De ese modo, “hoy se están creando oportunidades de innovación y desarrollo muy relevantes también en ese ámbito”.

Es así como estos últimos 40 años han sido solo un fragmento de la historia de emprendimiento e innovación vinculada a la industria acuícola. Sin duda, vendrán muchos más proyectos que seguirán inyectando dinamismo al sur austral, tal como ya ha sucedido, y seguirá pasando, con la región de Los Lagos.

Pathovet, desde Puerto Montt, se está expandiendo a otras industrias acuícolas en el extranjero.

La gerente de Endeavor Patagonia, Anette Krohn, comenta que “para nosotros, la industria acuícola ha sido de mucha relevancia. Al día de hoy tenemos un grupo de 15 emprendedores que son relevantes proveedores del sector”.

FUENTE: https://bit.ly/3ohfvC (ISSUU)