“Todas las respuestas inmunitarias son importantes pero generalmente se ven sobrepasadas”

Chile: Los ectoparásitos Caligus y N.a perurans aumentan su presentación en salmones cuando las condiciones ambientales son favorables, no obstante, distintas herramientas inmunológicas ayudan en su control.

Al igual que para todos los patógenos, los peces han desarrollado inmunidad innata y adaptativa para combatir agentes parásitos como Neoparamoeba perurans y Caligus rogercresseyi.

En la respuesta frente a este tipo de patógenos, las células B y anticuerpos de los tejidos linfoides asociados a la mucosa (MALT) son fundamentales. Dentro de las inmunoglobulinas, IgT/Z el isotipo especializado en la inmunidad de las mucosas.

Así, la octava ficha de la serie Salmon Immunology Series, muestra los mecanismos inmunológicos específicos de los salmones contra ectoparásitos.

Células T

Para el caso de Caligus, se ha descrito la activación de procesos inmunológicos como la señalización NF-κB, la activación de linfocitos, la activación de receptores de citoquinas y la quimiotaxis celular.

Sin embargo, el salmón coho, una especie resistente a la infestación, induce una respuesta proinflamatoria asociada a la diferenciación de la inmunidad adaptativa mediada por células T (Th1), no así en salmón Atlántico, el que muestra un aumento de las citocinas IL-10 e IL-4, ambas asociadas con la respuesta Th2.

“Todas las respuestas inmunitarias son importantes, pero generalmente se ven sobrepasadas debido a que las cargas parasitarias son altas en algunos momentos del año, debido a las condiciones ambientales. Además, las parasitosis en branquias y piel generalmente producen una disbiosis en favor de estos patógenos”, explica el Dr. Marco Rozas, autor de la ficha técnica y Managing Director del laboratorio Pathovet.

En cuanto a AGD, las células T también tienen un importante rol en la respuesta inmunitaria contra N. perurans, ya que se observa un incremento significativo de IL-4, una citoquina clave implicada en la vía Th2, específicamente en el tejido linfoide interbranquial, sin embargo, los genes implicados en la vía Th1, que son los principales responsables de la activación de los macrófagos, se describen regulados a la baja.

Factores que podrían ayudar a enfrentar estas patologías, según menciona el Dr. Rozas, es tratar de modular la respuesta inmune innata a través de distintos inmunoestimulantes e inmunomoduladores, probióticos, prebióticos, resistencia genética, vacunas, entre otros.

“Para amebas, se han realizado varios estudios para vacunas experimentales, sin embargo éstas no superan el 30-40 de RPS. Para Caligus también existen varias vacunas experimentales e incluso comerciales, no obstante, no han logrado superar el costo beneficio. Hay algunas que trabajan bien incrementando la producción de mucus, pero no es suficiente para evitar la infestación y obviamente las pérdidas productivas”, concluye el experto en cuanto a las vacunas para ectoparásitos.

La serie de fichas técnicas es desarrollada por una alianza entre Salmonexpert, el laboratorio Pathovet y la empresa biotecnológica MNL Group.

VER PDF

FUENTE: SALMONEXPERT